jueves, 8 de septiembre de 2011

Capitulo 25.

No se como pero llegue bien al instituto, en la entrada las vi allí como siempre tan felices con sus novios a Esther y Eva. Iba caminando muy lento cuando me vieron y salieron corriendo hacia mi, cuando llegaron ami se me echaron encima y con lo débil que estaba me caí al suelo dándome un gran golpe. Ellas se pusieron a reírse y yo tirada en el suelo, no me ayudaron ni a levantarme las muy guarras. Empece levantarme cuando me volví a marear y casi me vuelvo a caer. En ese momento se dieron cuenta y me agarraron.
-Luna, Luna estas bien-dijo Esther muy preocupada.
-Si,si solamente a sido un mareo nada mas.
Empece andar muy despacio, no podía mas notaba como se me nublaban los ojos y me mareaba. Creo que Eva y Esther se dieron cuenta de que me pasaba algo. Esther se acerco hacía mi dejando atrás a Eva, Dani y Alex.
-Luna-me miro a los ojos.
-¿Que?
-¿Estas bien? Te veo distinta no se..
-Si,si estoy bien gracias solamente a sido un pequeño mareo.
La deje atrás con los demás y me fui sola a clase, estaba triste, preocupada por mi salud, tenia miedo y no podía volver atrás a ese día en que todo comenzó. Estaba sola muy sola no les iba a decir lo que me pasaba, no quiero preocupar a nadie. Entre a clase y me senté en mi sitio de siempre a lado de la ventana. Me quede mirando fijamente, cuando Eva y Esther se acercaron a mi.
-Luna...-dijo Esther-sabemos lo de Ivan, no sabemos muy bien porque lo has echo pero ya sabes que nos tienes aquí para lo que quieras.
Las dos me abrazaron, lentamente una lagrima cayo por mi mejilla.
-No llores-dijo Eva.
-No pu-e-doo-tartamude- e metido la pata asta el fondo, no se que hacer soy tonta la verdad, me he dado cuenta de que le quiero a el solamente a el y a nadie mas y que ahora le necesito a mi lado, pero no se que hacer..Me podría pasar las horas muertas, todos y cada uno de los días de mi vida, observando sus preciosos ojos azules,podría tirarme todo el tiempo mirando y acariciando sus labios. Solamente si estoy con el sino no estaría con nadie.
-Joder..pues si que le quieres de verdad.
Derrepente sonó el timbre de la primera hora del miércoles, Eva y Esther se fueron a sus sitios. Me seque las lagrimas e intente prestar antención, pero por mucho que lo intentara no me concentraba.
* * *
En otro lado de la ciudad. En la universidad de Arte Dramático.
Estoy cogiendo apuntes, pero no me puedo concentrar estoy muy preocupado por Luna. No se que decisión va a tomar si no quiere estar conmigo lo entenderé, pero...yo quiero estar con ella, ayudar, apoyarla en los malos y buenos momentos. No te que alguien me estaba hablado, si, era una de mis mejores amigas Carolina pero prefiere que le llamemos Carol.
-Ivan, Ivan
Me gire y la vi estaba impresionante con su perfecta sonrisa.
-¿Que pasa Carol?
-Nada, quería saber si estas bien por lo de Luna.
Su sonrisa y su mirada transmitían tranquilidad, apoyo y seguridad, era una de las mejores amigas que se puede tener en este mundo, la conozco desde que teníamos 2 años.
-Si...estoy bien tranquila.
Me miro fijamente a los ojos y me dijo:
-No, no lo estas se te nota en la mirada que estas triste, tienes ojeras y sobre todo tu voz no es la de siempre. La voz alegre que siempre e conocido desde muy pequeña. Se que es muy difícil, pero dentro de poco ya veras que vas a estar feliz con ella porque os merecéis estar juntos, porque sois una pareja perfecta y el destino os a unido y también os ha separado pero os unirá otra vez.
-Gracias y mil gracias por lo que haces por mi Carol eres la mejor enserio me has dejado sin palabras.
* * *
La clase iba trascurriendo lentamente y yo seguía sin prestar atención a lo que decía el profesor de Filosofía. Estaba muy centrada mirando por la ventana cuando escuche al profesor gritarme.
-¡LUNA,LUNA!
Le mire asustada, todos me miraban y no sabia porque me gritaba.
-¿As entendido lo que he dicho?
-Emm...si-afirme.
-Pues haber explica lo que e dicho.
Ups..me ha pillado, no se lo que ha dicho y si sabe que no le he atendido me echara de clase.
-Emm...pues..que..
-Luna, no me has prestado atención entonces ¿para que vienes a clase?
No le conteste me quede callada.
-Sal ahora mismo de clase y estate toda la clase fuera.
Menos mal, por lo menos no me ha dicho para ir a dirección sino la que lió. Empece a levantarme lentamente sino me iba a marear cuando volvió a gritar.
-HE VISTO TORTUGAS MAS RAPIDAS.
No le hice caso y fui caminando despacio hacia la puerta cuando se me nublaron los ojos no veía nada, mis piernas empezaron a temblar, me pare ante la mirada de toda la clase. Note que mi corazón se aceleraba, no podía casi respirar, no veía tenia los ojos nublados cuando me caí al suelo y me quede inconsciente.
-¡LUNA,LUNA!-gritaban todos.
Eva y Esther corrieron a donde mi muy asustadas, me daban palmadas y no reaccionaba. El profesor salio corriendo de la clase gritando.
-NO LA TOQUEIS, ALEJAROS DE ELLA VA A SER PEOR. ¡AYUDA, AYUDA!-gritaba.
Las demás clases salieron asustados al oír los gritos, todos se acercaron a la clase y al ver que sucedía se asustaron. Los profesores llamaron a la ambulancia. Yo no reaccionaba. Me llevaron al hospital cercano. Y sobre todo suspendieron todas las clases de mi curso. Eva y Esther llamaron a mi madre, y fue corriendo al hospital.
Paso 1 hora y yo aun no reaccionaba. Todos estaban preocupados por mi. Me desperte en un sitio extraño ¿donde estoy?. Los médicos se dieron cuenta de que me había despertado.
-¿donde estoy?-pregunte asustada.
-Tranquila, estas en el hospital te has mareado y te has dado un golpe en la cabeza. Solamente a sido un bajón de tensión enseguida te damos el alta.
¿Como que bajón de tensión? No ha sido eso yo se perfectamente que no ha sido eso y ellos que son profesionales no se han dado cuenta de lo que me pasa. Me quede sola en la sala.

El medico Sanchez salio a avisar a mi madre.
-Se acaba de despertar, enseguida le daremos el alta podéis entrar. Solamente a sido un bajón de tensión lo peor de todo a sido el golpe en la cabeza que por suerte no ha sido nada.
Vi como la puerta se habría ¿quien sera? Era mi madre que venia corriendo a donde mi llorando, me empezó a dar besos. Le sonreí con una pequeña sonrisa, aún estaba muy débil.

2 comentarios:

  1. Bua, esque me encanta como va esto, tengo mil ganas de que siga la historia

    ResponderEliminar
  2. Claro ya seguire (; muchas graciasss

    ResponderEliminar